Home SISTEMA OPERATIVO ANDROID ¿Se puede hackear WhatsApp por medio del código QR?

¿Se puede hackear WhatsApp por medio del código QR?

WhatsApp quizás sea la aplicación más manipulada en todo el mundo. Por lo menos en lo que concierne a mensajería instantánea y comunicación en línea. El triunfo que tuvo es tal que atrae a todo tipo de personas, inclusive las que no son tan honestas. Son esas que tratan de sacarle provecho a las posibles vulnerabilidades para obtener información personal de cualquier usuario y poder infectar el terminal móvil. Lo último que se sabe es que se llama QRLJacking y deja hurtar sesiones de WhatsApp por medio del código QR.

WhatsApp dio muchos pasos al momento de optimizar su seguridad. Primordialmente desde el instante que fue adquirida por la red social de Mark. Se trata de una increíble suma de millones de dólares que se dio para obtenerla. La labor de poder hackear WhatsApp ya no es tan simple como podía hacerse antes, gracias a su característica del cifrado punto a punto. No obstante, aún existen huecos en los que los hackers han intentado sacarle provecho. Uno de esos, está vinculado al manejo de los códigos QR para el inicio de sesión en WhatsApp Web.

Como se conoce, al momento de querer usar WhatsApp Web. Hay que escanear un código QR con el teléfono para que el inicio sea completado. Para la suerte, el método a usar para hurtar el inicio de sesión con el código QR, se designa QRLJacking, y no es fácil de hacer. Éste posee una serie de restricciones. Por ejemplo, únicamente la persona puede estar logueado al mismo tiempo y las computadoras en los que se conectan, se muestran en la aplicación del teléfono.

QRLJacking se usa para hackear WhatsApp mediante un código QR

Su forma de atacar se fundamenta en la ingeniería social. En la que se debe lograr que la persona escanee un código con la aplicación a la que se quiere entrar. En Internet se da la posibilidad de todo lo requerido para ponerlo en marcha si se utilizan diversas excusas. Como un sorteo obtenido por el que se debe escanear un código. Si bien parece mentira, son cosas que a día de hoy aún funcionan. Es sorprendente la cantidad de robos que hay en Internet con el manejo de éste método.