Home SISTEMA OPERATIVO ANDROID Inhabilitar las aplicaciones en Android

Inhabilitar las aplicaciones en Android

Una de las imperfecciones de Android es el bloatware, o lo que es lo mismo, el software que tanto el creador del terminal o el propio Google realiza en los teléfonos y tablets, y que no pueden ser desinstaladas. Los hay más ventajosos, como Youtube o Gmail; o no poseen preeminencia, como Google Noticias, que en España no posee mucho beneficio después de su cierre hace unos meses.

Estas aplicaciones lo que ocasionan es un espacio de acumulación inalterablemente inservible, aparte que éstas no sean eliminadas. Asimismo, aunque no se abran estas aplicaciones, lograrán gastar la memoria RAM y otros recursos al estar en continuo trabajo. Esto, por lo menos, puede ser resuelto incapacitando las aplicaciones. Es un juicio muy fácil que sin duda ayudará a optimar la utilidad y rendimiento del teléfono inteligente. Sin más dilación, procedemos a enseñaros a inhabilitar aplicaciones.

Lo primordial es dirigirse a los ajustes del terminal, y ahí acceder en el apartado de “Aplicaciones”. Cuando ya estén adentro, primeramente verán que tienen varias secciones, por las que deberán desplazarse a través de un scrollhorizontal: “Descargadas”“En tarjeta SD” (si poseen), “En ejecución” y “Todas”. Más tarde, se cargará el apartado de “Deshabilitadas”.

Ahora, tienen que dirigirse a la sección de “Todas”, donde les aparecerán todas y cada una de las aplicaciones que poseen instaladas en vuestro móvil Android. Cuando ya estén allí, optarán por la aplicación que quieran incapacitar porque no vayan a darle uso. Por ejemplo, si no manejan esta red social, podrían preferir Google Plus. Al tocar en ella, os mostrará diferentes opciones.

Lo principal que tienen que hacer será eliminar tanto los datos de la aplicación como la caché, así como los valores predeterminados si es que los tuviese, haciendo click en “Borrar datos”, “Borrar caché” “Borrar valores predeterminados”. Seguidamente, tienen que obligar la detención de la aplicación, para que así la aplicación deje de trabajar. Cuando hayan realizado esto, el botón que daba entrada a esta opción quedará rígido. Será entonces cuando tendrán que inhabilitar la aplicación tocando en “Inhabilitar”.

Será así como ayudarán a vuestro móvil a tramitar de manera más eficiente el hardware, evitando llenar la RAM de técnicas redundantes. Desde aquí os se sugiere que no inhabilitéis todas aquellas aplicaciones que no conozcan, para impedir el perjudicar el sistema operativo y tener un problema serio de software.

Compartan este artículo con vuestros amigos de Facebook y Twitter.

Salir de la versión móvil