Los teléfonos usados no son una mala inversión, asegura estudio

los teléfonos usados el agujero perforado del Samsung Galaxy S10+

Hoy por hoy existen muchos mitos rondando el mundo de los teléfonos móviles. Muchos de ellos siempre nos alejan de la idea de considerar los teléfonos usados como una opción de compra. Bien porque ya han sido manejados con anterioridad, o el riesgo de que alguna parte de su mecanismo falle por culpa del mal uso.

Pues bien, esto en realidad son creencias urbanas que, si nos vamos a la ciencia y a la estadística, distan mucho de lo que sucede realmente. Un informe recientemente publicado por OptoFidelity derriba este muro de manera concisa.

La compañía encargada de probar de manera personal los teléfonos usados, llegó a una conclusión impresionante. Luego de probar al menos un millón móviles usados, se dieron cuenta de que, de manera objetiva, el riesgo de ser estafado por obtener un teléfono de segunda mano es muy bajo.

Puedes leer: El nombre del móvil plegable de Samsung ha sido revelado

Los teléfonos usados son mejores de lo que piensas

El mismo vicepresidente de OptoFidelity asegura que:

«En primer lugar, si compra el teléfono a un proveedor establecido, puede confiar en ellos. Están probando y reparando los teléfonos, si es necesario, antes de ponerlos a la venta. Hemos estado trabajando con Muchos de ellos, y se toman muy en serio el tema de la calidad«.

Así que las probabilidades de estar en riesgo por tener alguno de los teléfonos usados que se comercializan hoy en día, es casi inexistente. Según las cifras deducidas por la empresa, apenas un 3-4% de los teléfonos usados salieron en su estudio con fallas funcionales. Por otro lado, el resto daba un rendimiento tan bueno como el de los móviles recién salidos de su paquete.

Al final la empresa terminó por concluir:

«Basada en nuestra experiencia de la logística inversa de los teléfonos inteligentes, la calidad de los teléfonos de segunda mano en venta es excelente, especialmente si los compra a proveedores establecidos en el negocio«

Un pequeño apartado lleno de información adicional, también señala qué partes tienden a fallar con mayor frecuencia en este grupo. Lo primero son los botones del móvil, siendo que son presionados constantemente durante su uso. Lo siguiente son las luces de notificación LED, y luego los altavoces. El flash, el motor de vibración y su módem, son los que menos tienden a dañarse.

Al final, si quieres obtener un móvil usado por un precio asequible, no tienes de qué preocuparte. No te fallará.

Fuente: OptoFidelity

También te puede interesar:

RWBY Deckbuilding Game ahora disponible en Android