Si eres de las personas que suele tratar un móvil con cuidado; por el simple hecho de lo costoso que resulta adquirir uno. Sin importar la gama, diseño, o especificaciones externas, están también las internas; que almacenan una cantidad considerable de energía, entre ellas se encuentra la «batería».

La «batería» o las «baterías» tienen un uso prolongado; y es por ellas, que los móviles pueden estar encendidos tanto tiempo sea posible y necesario. Aunque cueste creerlo, ellas también pueden presentar a la larga errores en su funcionamiento e incluso, venir averiadas de fábrica, sin haberlas utilizado, lo cual puede resultar un problema.

Podrías leer: Datos que quizás no conocías de Google en tu dispositivo

Si ves que la batería de tu móvil ha presentado fallos como: abultamiento y averías al momento de almacenar la carga. Lo que leerás a continuación te ayudará a identificar el problema.

Las causas pueden ser variadas, pero, debemos tener claro, que las baterías trabajan con dos tipos de energía. Estas, contienen grandes cantidades de componentes químicos; el litio es uno de los más utilizados para su fabricación.

Es relevante mencionar, que a pesar de ser vistas como fuentes de energía, que sin ellas un móvil no podría operar, siguen siendo un filtro de compuestos altamente peligrosos.

Ahora explicaremos en breve cómo identificar o cuáles los problemas más comunes al hincharse la batería de un móvil

Exceso de temperatura: Este es un de los más comunes. El almacenamiento químico, ocasiona esto, debido a que al alcanzar altar temperaturas, los gases se expanden, ocupando todo el espacio que les sea posible; teniendo como resultado, presión y por ello es que se hinchan.

Al estar comprimido estos gases, el sobrecalentamiento ocasiona un abultamiento notorio, perjudicando la operatividad del móvil. Cuando el gas expedido no tiene por donde salir; origina deformaciones en el cuerpo de la batería, que pueden llegar incluso, a deformar la pantalla de un móvil.

Por supuesto, en dicho problema intervienen errores de los fabricantes, que incluyen no solamente el almacenamiento o la batería, sino de funcionamiento que resultan ser raros algunas veces.

En caso de estar ante la presencia de una batería abultada o posible combustión, no es nada recomendable echar agua, esto avivaría aún más el proceso y podríamos ocasionar un accidente.

También podrías leer:

Stardew Valley, un juego que no podrás parar de jugarlo