Intel y Qualcomm también le dan la espalda a Huawei tras entrar en la lista negra de USA

Intel y Qualcomm

No ha pasado mucho rato desde que Huawei entró en la lista negra de Estados Unidos por mandato de Trump, cuando les comienza a llover sobre mojado. Bastante poco después de ser acusados por espionaje chino mediante sus dispositivos, recibieron la noticia de que Google dejaría de darles licencia para usar sus servicios. Ahora, sumándose a las compañías que van en el mismo plan, Intel y Qualcomm han hecho lo mismo.

Se trata de los principales productores y distribuidores de chips que la mayoría de las compañías de móviles necesitan. El suministro tanto de hardware interno como de software está parado hasta nuevo aviso para Huawei; de parte expresa de Intel Corp., Xilinx Inc., Broadcom Inc., y Qualcomm Inc., especialmente.

Puedes leer: Cómo recuperar contactos borrados de tu móvil

Broadcom, Xilinx, Intel y Qualcomm retiran a Huawei de su lista de clientes

La amenaza del presidente Donald Trump es real para la empresa China; a quiénes aseguró que arruinaría por ser secuaces del gobierno chino para espiar mediante los teléfonos móviles. Esto empieza a generar una cadena de eventos desafortunados, para la tecnología y para Huawei en especial.

Perdiendo sus principales suministradores de material vital para sus teléfonos, tiene mucho por lo qué lamentarse. Más cuando se trata de la empresa número uno este año en cantidad de venta de dispositivos. El auge de Huawei no sólo los hizo crecer, sino que también los puso en la mira de los gobiernos como un medio potente por el cual ser espiados.

Esto también puede llegar a retrasar la llegada de la tecnología 5G, siendo impulsada en parte por dicha empresa; pues es un cliente importante de los encargados de traer esta nueva red al mundo, Micron Technology Inc.

Careciendo de la ayuda de Intel y Qualcomm, por ejemplo, Huawei ha perdido la manera de abastecerse de chips y procesadores para sus móviles. Rumores afirman que la empresa aún tiene material para sobreponerse durante al menos 3 meses, aunque luego de pasado ese tiempo, su futuro es incierto.

La guerra entre países a veces abarca incluso a compañías privadas; ahora toca a Huawei, irónicamente, cuando se encuentra en pleno auge.

Fuente: Bloomberg

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.